Ketamina  

Ketamina

La ketamina o K es un poderoso anestésico que evita que sientas dolor. Viene en forma líquida y también en polvo. Puede aspirarse, inyectarse o consumirse en bebidas. Los efectos no duran mucho, pero la ketamina puede causar pérdida de sensibilidad en el cuerpo y parálisis en los músculos. Sus usuarios hablan de una experiencia “fuera del cuerpo”, lo que se conoce como caer en “el agujero K”. Dado el estado de ensueño al que la ketamina induce a sus usuarios, ha sido utilizada como droga para citas que terminan en violaciones. Entre otros efectos, se sabe que causa alucinaciones, y un “viaje” con esta droga puede durar entre 30 minutos y varias horas.

Riesgos

Si estás bajo los efectos de la ketamina, puedes resultar vulnerable frente a otras personas que se quieran aprovechar de ti sexualmente.

 

Es probable que te sientas confundido o agitado, y que experimentes ataques de pánico que podrían dejarte vulnerable en un entorno desconocido.

 

Otros efectos posibles incluyen depresión y ansiedad luego de consumir ketamina, lo que pone en riesgo la salud a largo plazo.

 

La ketamina puede causar graves problemas en la vejiga en quienes la consumen regularmente. Estas personas pueden tener problemas para pasar orina o sentir dolor al hacerlo. En algunos casos, el daño a la vejiga es tan grave que es necesario extirparla mediante una cirugía. Además, el tracto urinario que va desde los riñones hasta la vejiga también puede resultar gravemente afectado.

Asistencia y servicios

Consulta más información y servicios de asistencia en http://www.drugs.ie/drugtypes/drug/ketamine.

También puedes llamar a la línea de ayuda para la prevención del consumo de drogas: 1800459 459 (línea gratuita).

HACERSE LA PRUEBA
NECESITO HABLAR
DESCARGAR ESTA SECCIÓN
VER PROSPECTO
EMERGENCY EXIT