Chemsex

Chemsex

El ChemSex es una forma específica de uso de drogas recreativas e implica el consumo de una o más de tres tipos de droga, en cualquier combinación, para facilitar el sexo o intensificar la experiencia sexual, con o sin otras drogas adicionales.

 

Las tres drogas que suelen consumirse son las siguientes:

  • metanfetamina (cristal/meta de cristal/tina/meth);
  • mefedrona (mef, meph, miau miau);
  • GHB/GBL (G, Gina, éxtasis líquido).

 

Por lo general, el ChemSex se refiere al sexo que puede durar varios días, en los que hay poca necesidad de dormir o comer. La concentración sexual aumentada permite practicar un sexo más extremo durante más tiempo y, a menudo, con más personas.

 

Los hombres pueden participar en una sesión de ChemSex por varios motivos:

  • para sentirse más libres sexualmente;
  • para superar el miedo al rechazo, la vergüenza o la estigmatización;
  • por el deseo de un sexo “mejor” y que dure más tiempo;
  • por el deseo de intimidad;
  • para conectarse con los demás;
  • para sentirse parte de un grupo o comunidad.

 

El ChemSex está asociado con la desinhibición sexual extrema. Algunas personas recurren al ChemSex como una excusa para hacer cosas que no harían en otras circunstancias. Practicar sexo más seguro puede resultar una cuestión menor para quienes están bajo la influencia de las drogas, por lo que las posibilidades de transmisión del VIH y otras ITS aumentan enormemente.

 

Al igual que cuando consumimos drogas recreativas, participar en sesiones de ChemSex puede afectar nuestras elecciones y nuestro juicio. Algunas personas pueden sentirse incapaces de prestar su consentimiento para tener relaciones sexuales cuando están muy intoxicadas. Sé consciente de tus límites y de tu derecho a decir que no al sexo o a actos sexuales con los que no te sientas cómodo. Una buena forma de lograrlo es establecer límites antes de comenzar la sesión de ChemSex.

 

Planifica con antelación: lleva condones y lubricante contigo, y no compartas parafernalia de drogas.

 

Las interacciones con otros medicamentos pueden tener consecuencias graves y difíciles de predecir, por ejemplo, entre el alcohol y el GHB/GNL. Los efectos secundarios de las drogas utilizadas para las sesiones de ChemSex pueden ser más graves que los de otras drogas recreativas de uso común.

 

Entre los efectos secundarios a corto y a largo plazo se encuentran los siguientes:

  • paranoia;
  • psicosis;
  • depresión crónica;
  • ansiedad;
  • pérdida de peso;
  • pérdida de consciencia;
  • coma/muerte.
Consejos para practicar ChemSex de forma segura
  • Hazte controles regulares a fin de detectar cualquier ITS, incluidos el VIH y la hepatitis C.
  • No permitas que otras personas te inyecten drogas.
  • Elige divertirte con alguien en quien puedas confiar, en la medida de lo posible, dado que tu juicio se verá afectado drásticamente bajo el efecto de las drogas.
  • Establece una serie de límites cuando todavía estés sobrio sobre las cosas que no estás listo para hacer a nivel sexual; cuando estés bajo el efecto de las drogas, estos límites servirán de referencia.
  • No juegues por demasiado tiempo: la paranoia y las alucinaciones suelen tener lugar a partir del segundo día despierto.
  • No compartas agujas ni parafernalia de drogas. Es probable que el distribuidor local venda agujas limpias. Consulta nuestra página de prácticas seguras de inyección y habla con un asesor de salud en la clínica local especializada en salud sexual, ya que el ChemSex te expone a un riesgo mayor de contraer infecciones.
  • Si eres seronegativo y estás preocupado por cualquier posible riesgo de contagio del VIH durante una sesión de ChemSex, consulta la información disponible en nuestro sitio sobre la PPE, una serie de medicamentos que pueden ayudar a protegerte de la transmisión si los tomas dentro de las 72 horas luego de una posible exposición.
  • Si prefieres dedicar tus noches, fines de semana y, en general, el resto de tu tiempo libre a otra cosa, puedes comunicarte con algunas de las líneas de ayuda o los servicios de asesoramiento que figuran en nuestro sitio web. Además, hay una serie de actividades deportivas, sociales y recreativas, específicamente pensadas para gays, que pueden ayudarte a romper con los hábitos de consumo y el ChemSex.
  • No juegues con demasiada frecuencia si quieres evitar consecuencias como depresión, pérdida de peso y dependencia psicológica. Introduce variaciones en tu vida sexual manteniendo relaciones sexuales mientras estás sobrio, teniendo algunas citas y participando en muchas actividades recreativas e intimidad no sexual.
¿Te inyectas drogas (slamming)?

Si te inyectas drogas o practicas slamming, es importante que sepas cómo hacerlo de la forma más segura posible. Merchants Quay Ireland ha publicado un documento sobre prácticas seguras de inyección que puedes descargar aquí. Incluye información sobre prácticas seguras y tipos de inyección. También podrás leer sobre consejos para encontrar una vena y el material que se recomienda utilizar. Además, este documento incluye recomendaciones sobre la mejor forma de cuidar de tus venas y evitar dañarlas, así como información a tener en cuenta cuando necesites buscar ayuda.

Asistencia y servicios

Para obtener información sobre las drogas mencionadas anteriormente y sobre otras sustancias y servicios, incluidos los “distribuidores de agujas y parafernalia gratis”, visita www.drugs.ie o llama a la línea de ayuda para la prevención del consumo de drogas: 1800 459 459 (línea gratuita).

 

Si deseas contactarte con servicios de salud sexual, VIH y otras ITS, como el Outreach Team (equipo de asistencia) del Gay Men’s Health Service (GMHS, en inglés), el Gay Switchboard Ireland (Servicio de asistencia telefónica para gays en Irlanda) y HIV Ireland (VIH Irlanda), ingresa a http://man2man.ie/testing-support/.

HACERSE LA PRUEBA
NECESITO HABLAR
DESCARGAR ESTA SECCIÓN
VER PROSPECTO
EMERGENCY EXIT